Taller ‘LA TOMA DE CONSCIENCIA CORPORAL, LA ESCUCHA ACTIVA Y LA COMPRENSIÓN EMPÁTICA. El Cuerpo Expresivo en la Vida, el Arte y la Terapia’

Taller ‘LA TOMA DE CONSCIENCIA CORPORAL, LA ESCUCHA ACTIVA Y LA COMPRENSIÓN EMPÁTICA’

El Cuerpo Expresivo en la Vida, el Arte y la Terapia

11275715_10206836932909949_778721995_n

El cuerpo es expresivo, per se. Incluso cuando decimos que una persona no está expresando nada, o que su expresión es neutral, o es inexpresivo, este ‘nada, neutralidad o inexpresividad’ también actúan como respuestas expresivas que nos muestra un estado sensorial y una energía psicocorporal concretas, a las que convecionalmente le hemos asignado un calificativo que reúne las características que nos ayudan a entender la nadeidad, que percibimos en estos casos. Aunque, como tantas otras calificaciones o valoraciones, esta haya sido tomada de la observación de la persona separada de su totalidad.

 

Entonces, ¿podemos decir que estas calificaciones nos ayuda a comprender a la persona dentro de su existencia, de su totalidad?¿O solo serían una forma de interactuar con la persona desde valoraciones hechas a partir de esta convención? ¿Nos limita esto de alguna manera en nuestra forma de percibir otras ‘no’ expresiones, que se manifiestan a un nivel invisible a nuestra mirada?

Y, de ser así, ¿cómo es esta información ‘invisible’ que nos llega a través de todos los sentidos, y qué comprendemos de ella?.

 

Son muchas las preguntas, y en este taller exploraremos algunas de las posibles respuestas.

Pero, hasta entonces, me gustaría recoger aquí algunas de las respuestas extraídas de mis lecturas y experiencias personales y profesionales, que bien abren un terreno de investigación lleno de nuevas preguntas.

 

En el enfoque del Counseling Gestalt trabajamos teniendo en cuenta, entres otros principios fundamentales, la capacidad de autoregulación organísmica del cuerpo. Confiamos plenamente en este proceso, en esta sabiduría interna que nos ayuda reestableciendo nuestro equilibrio organísmico y recuperando nuestra salud y bienestar psicocorporal. Por consiguiente, tomando a la (no)expresión como parte fundamental de este proceso, en el sentido de movilizar nuestras respuestas emocionales en el entorno, liberando la energía disponible para este momento, y destinadas para ello.

De esta manera, la (no)expresión de la sensación o la emoción viene a cumplir una función autoreguladora dentro de nuestro organísmo, y nos aporta una valiosa información sobre nosotros mismos y nuestra manera de responder a determinadas situaciones.

Con esto no queremos decir que tengamos que expresar todo el tiempo para sentirnos mejor o recuperar nuestra salud, esto no podría ser sostenible para las personas en nuestra cotidianidad. Pero si queremos llamar a poner nuestra consciencia en cuáles y cómo son estas expresiones (que dice de nosotros), y cómo nos puedan ayudar en cualquier aspecto de nuestra vida y de nuestras relaciones interpersonales.

 

Entre las respuestas que he encontrado hasta ahora, podría resumirlas en 3 hechos fundamentales: la toma consciencia corporal, la escucha activa y la comprensión empática. Ambas tres están unidas y no podrían darse la una sin la otra.

Conocer y tomar consciencia de tu cuerpo y su funcionamiento es una fuente de información única, singular e infinita. Nuestro cuerpo como algo no separado de nuestra mente, es un cuerpo vivo y cambiante, y por lo tanto, necesita ser escuchado, atendido y cuidado, a fín de encontrar nuestras propias vías y recursos que nos procuran salud y bienestar, ante nuevos avatares.  Cuando aprendemos a tomar consciencia de nuestro, queremos decir que aprendemos a escuchar y a satisfacer sus necesidades y deseos esenciales, aunque estas parezcan a veces contradictorias con los convecionalismos sociales.

Practicar una Escucha Activa y Observación Plena, con todos los sentidos, nos aporta un conocimiento de nosotros mismos claro y directo, (aún cuando no tengas claro que estas sintiendo, tu cuerpo te informa de ello) Tu eres el emisor, y tu eres el receptor. Manejar esta fiel información nos provee de seguridad y confianza sobre lo que no está ocurriendo, por muy doloroso o desagradable que resulte. Para ello, nos entrenamos en no tomar demasiado en serio los juicios o valoraciones que podamos hacer sobre nosotros mismos en relación a nuestro cuerpo, dejamos de verlo acomplejado o fragmentado, y le damos un sentido existencial más amplio.

 

La Comprensión Empática sería el resultado y a la vez parte integrante para que tenga lugar esta triada. La Toma de Consciencia Corporal, la Escucha Activa u Observación Plena y la Comprensión Empática, son fenómenos que se desarrollan cuando decidimos trabajar con cualquiera de ellos, independientemente de las resistencias que creemos poseer al experimentar cualquiera de ellos.

Comprendernos a nosotros pasa inevitablemente por comprender nuestro cuerpo y su funcionamiento, sus emociones, sensaciones y sentimientos, nuestro mundo interno, y el funcionamiento natural de nuestro organismo. Es difícil pues, pensar que podemos comprender a los demás de manera empática sin serlo antes con nosotros mismos, cómo podemos ponernos en el lugar del otro, si aún no conocemos nuestro lugar; cómo es, dónde está y que forma tiene, de que está lleno o vacío… o como (no) se expresa.

 

Cuando me doy cuenta de mis emociones, mis sensaciones y sentimientos, me doy cuenta de algo de mí, de algo que ocurre en mi cuerpo, y no de forma aislada, sino que incluso, a veces, unido a otras sensaciones, emociones y/o sentimientos, y conectado a lo que se encuentra también fuera de mí.

Aprender a manejarlas y saber que podemos hacer con ellas, nos da una sensación de dominio, una sensación de empoderamiento, a la vez que una sensación de fragilidad o vulnerabilidad. Y es, en esta Vulnerabilidad, en este Empoderamiento, que es posible el encuentro.

 

En resumen, podríamos decir que la Compresión Empática expresaría algo así como:

‘Se lo que sientes, porque yo también lo siento, aunque sintamos de forma diferente’.

 

Así es que en este taller exploraremos los cuerpos y sus expresiones, las sensaciones y emociones que hay detrás de ellas, su forma y su lenguaje, sus gestos, movimientos y posiciones. Aprenderemos a tomar consciencia, escucharemos activamente y comprenderemos de manera empática y veremos como practicarlo y amicarlo en nuestra vida diaria y como nos puede servir y ayudar en los diferentes campos de profesionales como la Sanidad, la Educación, la Política, la Cultura y en todas las profesiones de relación de ayuda.

Dinámicas y propuestas de juegos improvisativos nos colocará en situaciones donde descubrir estos nuevos recursos y como incorporarlos más tarde en nuestra profesión o cotidianidad.

Facilita: Félix Arjona. Counselor/Artista. Director de La Semilla. ECCG. Y miembro de la Asoc. Española de Counseling.

Cuando: Viernes 26 de 17h a 21h / Sábado 27 de 10h a 19h (pausa comida)

Donde: Kinema Terapias Naturales. C/ Ortiz de Zuñiga 10. (zona Encarnación) Sevilla.

Coste: 120€/ 90€ alumnos de La Semilla. ECCG y desempleados.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *