Taller ‘Hacia una Teoría Corporal en Counseling Gestalt. El Autocuidado y las Responsabilidades Corporales.

En esta ocasión aprovechamos la nueva entrada de esta semana, escrita por nuestro amigo José Cicuta, para anunciar el taller de la formación en Counseling Gestalt de La Semilla.

Espero que disfrutéis de la lectura de estas reflexiones que nos acerca José Cicuta, y que acompañan perfectamente a los contenidos que trabajaremos en este taller.

11041464_10206037638851231_1383444997_n

Ilustración: Puralínea Arte

La política está sujeta a la ideología, y ésta tiene una manera muy particular y desconocida de actuar. Para que su efecto en el plano material sea beneficioso para los hombres, lo que se siente ha de ser coherente con lo que se piensa y con lo que se hace, de esta manera la triada Cuerpo-Mente-Espíritu actúa al unísono y el Universo responde adecuadamente. Se trata de verdadera tecnología universal que debería ser enseñada en los colegios en vez de las tonterías que se enseñan, pero claro, todavía andamos discutiendo la veracidad o la existencia de algunos de estos conceptos.

Si la triada no se da en coherencia, se corre el riesgo de actuar con verdaderos intereses ocultos y operar una trama desde el plano mental, que es lo que realmente ocurre. El problema es que en este caso la mente se vuelve autónoma y toma el control, ya que el espíritu no actúa como impulso guía primordial. Entonces viene la dualidad y su infinito vaivén en la polaridad.

Y ahí estamos, en un interminable juego izquierda-derecha / buenos y malos / capitalismo-comunismo / ciencia y fe y un larguísimo etcétera… ¿Hasta cuando? Pues hasta que el ser humano se de cuenta de la realidad trascendente que todo lo llena, de su modus operandi y de su traducción en ciencia aplicada. Hasta que nos demos cuenta de que la verdadera tecnología está en un uso adecuado de las fuerzas de la Naturaleza, a las cuales se accede mediante el conocimiento profundo del ser, el cual es la única llave de acceso al Universo entero (y no un cohete espacial mandado ahí arriba mediante el mal uso del poder del fuego). Nuestro método de acceso al Cosmos es rudimentario, poco poético, tosco y basto, precisamente porque no sabemos -o no queremos enterarnos- de cómo funciona realmente este complejo vehículo al que llamamos cuerpo.

No hay solución posible al problema de la política mientras sigamos pensando en términos de dualidad. Por consiguiente, creemos que no es desde la política (ideología) desde donde se van a solucionar los problemas actuales. Esta crisis tiene otro matiz, uno mucho más profundo y transpersonal. Al ser humano se le está exigiendo que escuche desde sus adentros, que haga examen de conciencia, que encuentre y acepte sus ‘yoes’ y los haga trabajar en democracia; que sepa quién es y qué hace aquí. Que se vuelva a conectar con la Madre Tierra y recuerde sus ciclos y vuelva a escuchar su voz, que no es otra que la voz de la Sabiduría. Aquí reside la verdadera tecnología. Si tan sólo nos diese por intentarlo honestamente, sin prejuicios y desde la humildad… ¡Tan sólo intentarlo a ver qué ocurre!

Apaguemos los televisores y activemos el visor interno, ¡ahí hay ciencia y ahí está la verdadera política! Un ser humano fragmentado interiormente no puede (no sabe) conseguir la unión de los pueblos; si alguna vez se consiguió, ya quedó demostrado que la cosa era pasajera y efímera. Probemos el paso de la ideología a la biología y recuperemos el sentido perdido de la intuición, el cual supone la captación inmediata de la realidad tal como existe esencialmente.

El corazón y el amor nos guían, y éstas son algunas de nuestras verdades, que queremos compartir con todos aquellos a los que les resuenen en su interior. Muchos maestros y sabios han hablado ya, y la única autoridad que les ha correspondido ha sido la de mostrar sin miedos la voz de su razón interior. Si lo que necesitan son nombres, búsquenlos, los encontrarán a todos hablando con una misma voz.

Ni Podemos, ni Ciudadanos, ni PP, ni PSOE nos librarán de nuestra miseria interior. Escúchense a vosotros mismos con todo su ser, no se necesita nada más. Lo de afuera no es más que un reflejo de lo de adentro.

Salud, Amor y Comprensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *