Somos Niños y Niñas

TALLER SOMOS NIÑOS/AS

TALLER VIVENCIAL DE COUNSELLING GESTALT CON EL NIÑO INTERIOR O NIÑO DEL ALMA,
A TRAVÉS DEL LA INTERPRETACIÓN DEL ENNEAGRAMA DE SANDRA MAITRI

slide_278820_2063290_free

Nos hacemos conscientes de la presencia de nuestro niño
cuando nuestra parte adulta sabe que necesitamos hacer algo,
y nos descubrimos postergándolo o incluso olvidándolo totalmente.
Lo/a advertimos cuando nuestras acciones
no corresponden con nuestra percepción objetiva de lo que es necesario,
y por ello nos sentimos divididos y en desacuerdo con nosotros mismos.

Nos descubrimos realizando las cosas que constituyen retos
en nuestra vida a pesar de nuestro/a niño/a,
y gran parte de nuestra energía se invierte en superar
la resistencia frente a nuestras aspiraciones como adulto/a.
Como todos los niños, nuestro niño/a se mueve por el principio de placer,
y sólo quiere hacer cosas que sean divertidas y agradables, para un niño/a.

Debido a esto, los placeres de los adultos,
como resolver un problema difícil,
asumir una responsabilidad en el trabajo que pone a prueba nuestra fortaleza,
clarificar asuntos con un amigo de manera que deban decirse cosas difíciles, etc.,
no son actividades que parezcan muy interesantes para nuestro niño.
De modo que organiza una pataleta en nuestro interior o bien simplemente se niega a moverse,
y nuestra parte adulta acaba exasperada y sin saber qué hacer respecto a lo que necesitamos hacer.

Nuestro niño del alma se siente más vivo
y vital que el resto de nuestra personalidad,
pues todavía mantiene el acceso a la esencia.

Como todos los niños, este niño es una mezcla
de tendencias primitivas y animales y estructuras del ego incipiente,
así como cualidades puras del Ser.

Podría ser más preciso definirlo como una estructura formada en el alma
cuyo núcleo interno es la Esencia,
con otras estructuras de la personalidad ‘maduras’ superpuestas.
De modo que cuando penetramos a través
de nuestro niño del alma en nuestra conciencia,
inevitablemente contactamos con todas las cualidades
esenciales que estaban a nuestro alcance cuando niños:
la alegría, la viveza, la curiosidad, la fuerza y el
amor de la vida que sentíamos entonces.

Una cualidad concreta del Ser emergerá con más fuerza,
el Aspecto idealizado de nuestro punto del corazón.

Sandra Maitri. ‘La Dimensión Espiritual del Enneagrama’.

PROPUESTA PARA EL TRABAJO EN GRUPO

Comenzaremos el taller con un breve coloquio donde podremos compartir en el grupo nuestro autoconcepto/s del adulto/a actual/es, que hemos creado, y observaremos las diferentes percepciones que tenemos de este, para ver la posibilidades que tenemos de movilizar nuestros propios recursos y replantear (hackear) también, desde el aspecto emocional, vinculado a estos ideales o autoconceptos del adulto, en su estado de madurez.

Haremos una breve descripción teórica de cuales son las características que acompañan a cada niño, para cada participante en el grupo, haciendo un recorrido por los diferentes tipos de personalidad, que Sandra Maitri propo en su libro y que serán dados a conocer en el grupo.
Es así que cada participante podrá aproximarse un poco mas a su propio niño/a,
y percibir o sentir con que necesidades, carácterísticas, defensas, resistencías… indentifícar a ese niño/a.

Hacia donde y como ha gestionado su energía vital en su búsqueda de atención, afecto y apoyo
y cuando esto se convirtió en una estratagema para la supervivencia en la sociedad,
generando así la consiguiente dependencia emocional que no genera bienestar.

Facilitaremos el espacio necesario para la exploración vivencial de este contenido a través de la exposición individual, y tomando aquello que emerge de la persona en el grupo.
Veremos como aquella estructura caracteriológica que actuaba como defensa cuando eras un niño/a ya no funciona, y la pataleta, el aislamiento, o la mentira, compadecerte,
son respuestas que ya no satisfacen a tu vida de adulto/a actual.

Veremos como esta necesidad de conseguir atención, afecto y apoyo
giran en torno al establecimiento de una personalidad egóica dominante
que se retroalimenta del sentimiento de IMPORTANCIA PERSONAL y superioridad o inferioridad.

Esto somete a los individuos a un juego en el que siempre se pierde.
Es imposible sentirse permanentemente más o menos que el otro.
Además es una incongruencia interpretar un papel dominante
o subordinado mientras que uno es incapaz de sentirse bien sin la atención,
el afecto y el apoyo permanentes de los demás.

Desde el embrión, la oscuridad, lo calido o lo fluido…saldremos a la vida.
Sentiremos el despertar de los sentidos, conectandonos con el proposito de nuestra alma,
esencia única y singular de nuestro ser, así de a poquito, gatear hasta caminar
y establecer contacto con los demás dejando que el juego sutil implícito en nuestra forma natural de vivir y recrear la vida llene nuestro espíritu y consciencia universal.
El amor por la vida, tal cual.

El trabajo terapéutico será sostenido por el módelo psicoterapeútico de la Gestalt,
el terapeuta regulador de la información/energía y el grupo.

Dentro del Contenido del mismo podremos encontrar diferentes dinámicas
resultado del proceso alquímico que he ido elaborando en mi descubrir
y experienciar dentro del trabajo terapéutico de la Gestalt
junto a otras disciplinas que provienen de las Artes Escénicas o del Movimiento,
tales como la Danza Contemporanea, el Teatro o la Danza Butoh, etc,
y aquellas que provienen de otras fuentes en mi hacer terapéutico
como la Bioenergética o la Meditación.
Y todo esto en contacto con la Naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.