El Miedo a Sí Mismos

 

Una de las principales razones por las que muchas personas no inician un camino de autoconocimiento o mas comúnmente conocido en nuestra cultura ‘conócete a tí mismo’, concepto que parece haber quedado relegado a una práctica vinculada a círculos, en ocasiones considerados sectarios, como el esoterismo o la era New Age, de hace ya unos cuantos años es; por Miedo.

O al menos esto es lo que mas comúnmente encuentro en mi entorno profesional mas cercano, ya sea dentro de los trabajos de grupo o en sesiones individuales, hasta en las personas mas cercanas en mi vida, y por supuesto, uno mísmo…

Y es que, parece que el miedo esté tan adentro que éste impidiera algo tan maravilloso para la vida, que es, el amor por el conocimiento, en este caso, el amor por el conocimiento a uno mismo, ese Gran Misterio que somos.

Hablaríamos entonces del amor a uno mismo… si alguien se anima a derivar’.

Y este miedo es muy lógico, si es que la lógica tiene lugar aquí. A mi me gusta decir que este miedo es muy orgánico, y es que, tenemos miedo a lo desconocido por Naturaleza, quiero decir, el miedo como emoción tiene una función clara de autodefensa, y cuando no conocemos aquello que nos resulta extraño o desconocido, esta hace su trabajo. ¿Por qué no habría de hacerlo cuando el desconocido soy Yo?

Y claro, lo que ocurre es, que a uno le da por pensar muchas cosas, pensando que aquella parte desconocida es mala, en ocasiones realmente terrible, que fuéramos un demonio. Y a caso no lo somos?.

Esto genera un intenso miedo, un miedo a sí mismo y a todo lo que pueda derivar de este conocimiento. De esta manera, te alejas de ti y de tu poderío vital, de todas tus habilidades, capacidades y recursos.

Nada mas lejos de la realidad, el contacto con uno mismo, esa manera de mirarte y de comprenderte, es uno de los fenómenos mas saludables en la vida de una persona y que promueve una vía de aprendizaje infinita e inevitable hacia la propia Salud y Bienestar Personal.

Esto, no es interesante para alguien. Para el Sistema, sí, el mismo al que perteneces y que creas en tu cotidianidad.

Imagina por un momento que las personas no tuvieran miedo de sí mismas, gente empoderada. Imagina a todo un Pueblo Empoderado.

 

Imagina esa Semilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.