Cartas a Fritz. Despertar de la Consciencia

13 – Marzo – 2011

Despertar de la Consciencia

El Despertar de la Consciencia.

 

Estoy sentado con los ojos cerrados. Visualizando.

Veo 2 pantallas. Una a la izquierda y otra a la derecha.

La de la izquierda representa mi mundo de las emociones.

La de la derecha representa mi mente, mis pensamientos.

Cuando miro a la pantalla de la izquierda veo imagenes en color,

movimiento, imagenes de mi hijo, sonriendo, bellos ojos de pureza.

Tengo una sensación agradable, placentera, amorosa.

Cuando miro a la pantalla de la derecha veo imagenes en blanco y negro,

borrosas, veo a la madre de mi hijo, y un monton de confusión.

Tengo una sensacion poco clara, mezcla entre ira y deseo.

 

Cuando abro los ojos estoy sentado en una piedra en medio de un bosque,

siento frescor, como ese frescor matinal en una mañana de verano.

Hay bastante luz, a pesar de ser un bosque bastante frondoso.

Miro a mi izquierda y veo un camino justo ahi, me da confianza,

no es un camino demasiado ancho, y al segurilo con la mirada, puedo ver

que este me lleva a una casa arriba de un sendero.

 

Me dispongo a caminar, la vegetación a mi alrededor es preciosa,

me acompaña una sensacion de seguridad, este es el camino,aun no se que me deparará.

Sigo subiendo, embriagado por la luz,los colores,

y sobre todo el aire, ese aire fresco que entra en mi cuerpo

y me llena, me siento uno conmigo mismo, me siento completo.

 

Me acerco a la casa, es una casa no demasiado vieja, de madera,

parece atendida y acogedora, propia de una persona mayor,

solo se ve un poco de dejadez en las plantas y arboles q la rodean.

Atravieso una pequeña valla tambien de madera,

y camino hasta la puerta de entrada,la cual esta abierta.

Me adentro, y lo primero que veo es una cocina, no excesivamente ordenada,

con una mesa en el centro, pequeña, con tres sillas que la rodean y encajan perfectamente.

 

Cuando miro a la derecha veo un pasillo oscuro que solo deja ver una luz tenue,

que proviene probablemente de otra sala.

Estoy un poco nervioso a la vez que curioso por saber que habra en esta sala.

Camino por este pasillo, que resulta mas pequeño,

ya consigo ver que se trata de una sala pequeña, tambien oscura,

apenas se ven algunos rayos de sol que entran por alguna ventana.

Puedo ver que guarda estanterias llena de libros, muchos libros.

Una vez dentro, hago un recorrido de izquierda a derecha con mi mirada,

fascinado por la cantidad de libros que guarda la sala.

Pienso que este lugar debe pertenecer a alguna persona muy sabia,

y esto me hacer sentir un poco inferior.

 

Cuando miro a la derecha de la sala, me doy cuenta que alguien esta ahí,

si, puedo ver el huno de una pipa que sale por detras de un sillón que me da la espalda.

Quien puede ser? Me pica la curiosidad. Estoy muy respetuoso, no quiero molestar.

Muy despacio me voy acercando por un lateral, a la vez que el sillón comienza a girarse.

Veo la pipa e increiblemente despues lo veo a él. No, no puede ser.

La imagen es una imagen en color, un poco borrosa, como de una grabación antigua,

incluso tiene interferencias. Y si, es él, es Fritz. Fritz Perls.

 

Estoy paralizado, a la vez que fascinado, no puedo pensar.

Es como si el me hablara telepaticamnete, pues no abre boca.

Lo unico que se me viene a la cabeza es una pregunta:

– ¿Que soy?.

 

El me mira, sonrie levemente, alza su brazo y me indica un libro,

uno de los tantos que estan en la estanteria, es verde.

Lo tomo, y de nuevo escucho:

– 183.

 

Abro el libro, todo el libro esta en blanco, solo esta numerado.

Abro la pagina 183 y tambien esta en blanco,

solo al final de la pagina, hay una frase que dice:

– No importa.

 

En ese momento, desde mi corazón,

experimento una sensación de plenitud y felicidad,

que jamas había experimentado antes.

Me siento verdaderamente agradecido a la vida,

y la vida me lo agradece.

 

Seminario de Gestalt. Verano de 2010. Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.